Si te estás preguntando qué es una electrocución, cómo se produce o cuáles son las consecuencias que deja en la persona que lo sufre, estás en el lugar adecuado. Daremos respuesta a éstas y otras preguntas similares, siempre con el objetivo de que evites que te ocurra pero, en caso de que te pase, sepas cómo actuar para minimizar sus efectos.

1) ¿Qué es la electrocución?

El diccionario de la RAE (Real Academia Española) define «electrocución» como la acción y efecto de electrocutar. Y «electrocutar«, es matar por medio de una corriente o descarga eléctrica. Técnicamente, por tanto, una persona que se ha electrocutado no sale viva, así que no cabe hablar de secuelas de una electrocución, ni de electrocución leve o de cómo tratar a una persona electrocutada.

Sin embargo, para conseguir el objetivo marcado en la introducción, en este artículo vamos a considerar que una persona se puede electrocutar y salir viva. Es decir, vamos a llamar electrocución, también cuando una persona sufre una descarga eléctrica y no muere en el accidente.

Que una persona sufra una descarga eléctrica significa que su cuerpo se ha puesto en contacto con dos objetos que están a diferente potencial. Eso quiere decir que, consciente o inconscientemente (normalmente lo segundo) su propio cuerpo ha cerrado el circuito eléctrico, formando parte de él y, por tanto, permitiendo el paso de la corriente eléctrica.

1.1) Principios básicos de electricidad

Veámoslo con un ejemplo.

Imaginemos una pila. Todas las pilas tienen un polo positivo (+) normalmente escrito en color rojo y un polo negativo (-) escrito en color negro. Entre ambos puntos existe una diferencia de potencial del valor de la pila. Digamos por ejemplo que la pila (la diferencia de potencial) es de 5 V (voltios).

Cuando conectamos, por ejemplo, una bombilla a ambos puntos (positivo y negativo) a través de un cable, ésta se enciende porque pasa una corriente eléctrica a través de ella, que va desde el polo positivo de la pila hacia el polo negativo, a través de los cables que conectan la bombilla. Si en lugar de la bombilla tocamos ambos puntos con nuestras manos, ocurre lo mismo, pasará una corriente eléctrica a través de nuestro cuerpo para llevar la electricidad desde el polo positivo al negativo.

electrocución
electrocución

En el caso de la pila de 5 V, la electricidad que recorrerá nuestro cuerpo será muy pequeña y no notaremos nada. Pero si en lugar de 5 V son 220 V (el voltaje que hay en nuestras casas) la cosa cambia. Aquí nuestra vida sí está en riesgo.

2) Tipos de electrocución

Todas las formas de electrocución son del mismo «tipo»: una corriente eléctrica atraviesa el cuerpo (o parte del cuerpo) de una persona. Así que no tiene sentido hablar de tipos sino de causas de electrocución, como veremos a continuación.

2.1) Causas de electrocución

La causa o el motivo por el que una persona resulta electrocutada puede ser muy variada. Salvo que alguien quiera quitarse la vida voluntariamente, las electrocuciones ocurren por accidente, bien porque hemos cometido una imprudencia, bien por desconocimiento, o por ambas. Y si te fijas, la gran mayoría de ellas ocurren en el hogar, como la mayoría de otros accidentes comunes.

En los lugares en los que existe la pena de muerte, también puede ejecutarse al reo mediante la electrocución en la silla eléctrica.

De los tres casos mencionados, vamos a centrarnos en el caso de que la electrocución haya sido por accidente. Podemos tener los siguientes tres grandes grupos de causas:

  • por defecto en algún objeto que estamos manipulando:
    • un aparato eléctrico defectuoso
    • unos cables desprotegidos de su aislante
    • etc.
  • por imprudencia (manipulación incorrecta de un objeto que funciona correctamente):
    • un cuadro eléctrico (el de nuestra casa por ejemplo)
    • un enchufe
    • algún objeto que estamos contectado a la red (equipo electrónico, lámpara, bombilla, etc.)
    • etc.
  • en el exterior:
    • por fuerzas de la naturaleza: un rayo que nos alcanza, por ejemplo
    • entrar en contacto con una torre de media o alta tensión o con un cableado de distribución eléctrica de la calle
    • tocar la catenaria del tren, metro, etc.
Electrocución manipulando enchufe

Como vemos, en la mayoría de las ocasiones se produce la electrocución por contacto eléctrico.

3) Consecuencias de electrocutarse

Cuando una persona sufre una descarga eléctrica las consecuencias pueden ser muchas, incluida la pérdida de la vida. En esos casos, ocurre primero una parada cardiorrespiratoria debida al shock causado por la corriente eléctrica sobre el corazón.

Pero no tiene por qué ser siempre así. Las consecuencias de una descarga dependen de dos factores fundamentalmente:

  • La «cantidad« de corriente que ha atravesado nuestro cuerpo y el tiempo durante el que lo ha hecho
  • Los órganos por los que ha pasado dicha corriente

La «cantidad» de corriente eléctrica depende de la diferencia de potencial (los voltios) que haya entre los objetos que hayamos tocado, pero también depende de la resistencia que ofrezca nuestro cuerpo al paso de la misma. Y en este sentido tenemos malas noticias ya que al estar nuestro cuerpo compuesto fundamentalmente de agua (que es buena conductora de la electricidad) ofrecemos muy poca resistencia al paso de la corriente, por lo que ésta, en principio será alta.

Las lesiones que provoca una corriente eléctrica sobre nuestro organismo se concretan en quemaduras y destrucción del órgano afectado.

Con respecto a los órganos, aquí contabilizamos también los vasos sanguíneos, nervios, piel, etc. Si la descarga es de gran intensidad, la piel que rodea al punto de entrada de la corriente sufrirá quemaduras muy graves, pudiendo verse afectados también los tejidos y músculos de debajo e incluso llegar hasta el hueso.

No debemos menospreciar el riesgo de caída. Cuando hemos sufrido una descarga es probable que perdamos el equilibrio y, depende de donde estemos en ese momento (quizá subidos a una escalera) la caída puede ser peligrosa.

Ante una descarga eléctrica, es posible que las quemaduras en la piel sean leves o parezcan de poca importancia. Aun así, no tenemos que confiarnos y debemos avisar a un médico ya que es habitual que haya lesiones internas que no se ven, pudiendo ocasionar rotura de vasos sanguíneos, destrucción de tejidos (sobre todo en corazón, músculos o cerebro.) e incluso la muerte fulminante. Dichas lesiones puede que aparezcan hasta 10 días después del accidente, así que debe hacerse una exploración clínica a fondo de la persona afectada.

El caso especial de los rayos, al ser una corriente de muy alto voltaje, provoca grandes destrozos en los tejidos y corazón y, por tanto, una alta mortalidad.

3.1) Síntomas de electrocución

Entre los síntomas o efectos producidos, podemos destacar:

  • cambios en el nivel de consciencia
  • arritmias y ataque cardíaco
  • dolor de cabeza
  • adormecimiento de extremidades
  • convulsiones y espasmos
  • dolor muscular
  • quemaduras
  • problemas en la visión y/o audición
  • taquicardia
  • coagulación de pequeños vasos sanguíneos
  • vómitos, úlceras, hemorragias digestivas
  • insuficiencia renal
  • problemas para respirar
  • fractura de huesos
  • etc.

4) ¿Cómo evitar electrocutarse?

En el apartado 1 hablábamos de que una persona puede resultar electrocutada por tocar dos objetos que están a diferente potencial (por ejemlpo los bornes de una batería o los dos contactos de un enchufe). Por lo tanto, para evitar resultar electrocutado tan solo debemos evitar tocar dichos objetos.

La teoría es muy fácil … ¡Y la práctica también!

No existen tantos elementos que estén al alcance de la mano y a diferente potencial. Se pueden identificar de manera muy fácil. Es más, todas las personas adultas sabemos cuáles son. Tan sólo debemos ser prudentes, conocer su funcionamiento, los riesgos y manipularlos con cuidado. Especialmente si se trata de equipos que puedan estar averiados o defectuosos.

Otra cosa son los niños, sobre todo los niños pequeños. A ellos sí, a los niños hay que protegerlos y enseñarlos para evitar accidentes.

A continuación hacemos un análisis de todo lo que podemos hacer para evitar electrocutarnos.

4.1) Funcionamiento de la instalación eléctrica de la vivienda

Debemos asegurarnos de que nuestra casa dispone de una instalación eléctrica que cumple la normativa (en España el REBT: Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión). Entre otras, este reglamento garantiza:

  • que el cableado es el adecuado (grosor, aislamiento, etc.) para las necesidades de la vivienda
  • que la instalación está correctamente puesta a tierra
  • que no hay conducciones eléctricas cerca de canalizaciones de agua (baños y cocinas)
  • que dispone de protecciones contra sobretensiones
  • que dispone de las protecciones contra derivaciones y sobreintensidades correspondientes

Vamos a detenernos especialmente en la última, por su importancia en relación al tema de la electrocución.

4.1.1) Protección contra derivaciones

Unos de los problemas cuando manipulamos incorrectamente una conexión eléctrica en casa es que toquemos por error un cable con tensión y nos de una descarga que saldría por otra parte del cuerpo que tengamos en contacto con tierra (un radiador por ejemplo). Este es el caso de una derivación. La corriente viene de la red (por un cable en tensión) pero no vuelve a la red (por el otro cable) sino que se deriva a tierra a través de nuestro cuerpo.

Si la instalación está bien hecha, el interruptor diferencial debería detectar esta derivación y cortar la corriente, evitando que nos electrocutemos.

4.1.2) Protección contra sobreintensidades

En el caso de que la corriente que viene de la red atraviese nuestro cuerpo y vuelva a la red por el otro cable, no existe derivación y, por tanto, no saltará la protección del diferencial. Aun así, tenemos la oportunidad de que salte el interruptor magnetotérmico, que detecta intensidades mayores de lo habitual y podría cortar también la corriente.

Decimos podría, porque en este caso no hay seguridad de que sea así. Depende de la intensidad que esté pasando por nuestro cuerpo. De hecho, los magnetotérmicos están más pensados para proteger la propia instalación eléctrica que a las personas.

4.2) Manipulación de instalaciones eléctricas

En el caso de que tengamos que montar una lámpara, realizar una conexión entre dos cables o cualquier otro tipo de manipulación eléctrica, no olvidar desconectar la luz del cuadro general. Si sabemos cuál es el interruptor magnetotérmico que da servicio a esa zona lo apagaremos y, si no lo sabemos, apagamos el general.

4.3) Otros consejos

Otras medidas de prevención son:

  • Evitar manipular equipos eléctricos estando descalzo o mojado. Además, utiliza siempre herramientas con aislamiento.
  • Colocar tapas protectoras en los enchufes, especialmente para los niños pequeños
  • No pasar cerca de las líneas de alta tensión. Si hay mucha humedad en el ambiente, podría saltar un arco eléctrico que nos provoque una descarga sin necesidad de tocar los cables.
  • No dejar colgando los cables de aparatos eléctricos
  • Conviene revisar las instalaciones en viviendas que sean antiguas
  • Nunca utilizar objetos eléctricos mientras nos estamos bañando o duchando o, incluso, utilizando el lavabo.
  • Enseña a tus hijos todas estas recomendaciones
electrocución por aparato electrico en el baño

Para resguardarse de la caida de rayos:

  • En acampadas, evitar instalar las tiendas de campaña bajo árboles altos, cerca del agua o en la colina más elevada de la zona.
  • Si la tormenta estalla estando a la intemperie, buscar refugio en una zona cubierta o dentro del coche. Si no hay ningún lugar disponible, lo mejor es tumbarse en el suelo o en una arboleda espesa.
  • Parar el funcionamiento de máquinas que haya en el exterior.
  • Alejarse del agua y de los barcos.
  • Evitar manejar objetos metálicos o eléctricos que puedan atraer rayos.
  • Meter a los niños en casa cerrando puertas y ventanas durante la tormenta.

5) Tratamiento de la electrocución: ¿qué hacer si una persona se electrocuta?

Veamos cómo actuar en caso de electrocución.

Dentro del protocolo de actuación en una electrocución, lo primero a realizar es cortar la corriente. Para ello es imprescindible que todos los miembros de la familia (o empleados si se trata del lugar de trabajo) conozcan dónde está el cuadro de alimentación eléctrico de la casa. Si ello no es posible, separaremos con algún objeto aislante a la persona afectada (y nosotros mismos nos aislaremos también del suelo) del foco de la electricidad.

Jamás debemos atender a una persona electrocutada si la luz no está cortada ya que corremos el riesgo de que acabemos igual.

Inmediatamente después deberemos llamar al teléfono de emergencias.

Mientras llegan los servicios de emergencia, practicaremos a la víctima los primeros auxilios, empezando por comprobar si tiene pulso y respiración. Si es el caso:

  • Realiza la recuperación cardio-pulmonar (maniobra RCP)
  • Aplica tratamiento contra las quemaduras (si no dispones de material, al menos aplica agua fría sobre las quemaduras)
  • Abriga al herido para evitar hipotermia
  • Si está insconsciente o mareado, túmbalo de forma que las piernas queden algo elevadas y la cabeza más baja
  • No lo muevas a menos que haya un riesgo real importante. Cuando lleguen los servicios de emergencias sabrán cómo moverlo

6) Otras preguntas relacionadas con la electrocución

6.1) ¿Es lo mismo la electrocución por corriente continua que por corriente alterna?

La corriente continua es la que tienen las pilas o baterías, por ejemplo. En ella, la corriente siempre va en el mismo sentido (del polo positivo al negativo).

Sin embargo, en la corriente alterna (la que tenemos en los enchufes de casa o los cables de alta tensión) la corriente está cambiando constantemente de sentido.

Con respecto a los efectos sobre las personas efectivamente también son distintos. La corriente alterna suele producir más accidentes y es más peligrosa que la continua, ya que el voltaje suele ser mayor. A excepción de la descarga de un rayo, que es corriente continua y aunque es de corta duración, el voltaje es altísimo.

En general, la corriente alterna produce espasmos musculares, convulsiones y alteraciones del ritmo cardiaco, no pudiendo separarse la víctima del contacto eléctrico. La corriente continua suele producir una contracción muscular única e intensa, que hace que la víctima salga despedida, alejándose del contacto con la corriente. Esto disminuye el tiempo de exposición a la corriente, pero aumenta la probabilidad de sufrir traumatismos.

6.2) ¿Cómo es la muerte de una persona electrocutada, es decir, la muerte por electrocución?

Según hemos comentado en el artículo, cuando una persona es electrocutada lo que ocurre es que por su cuerpo pasa una corriente eléctrica. En el caso de que la persona muera, lo hará por uno o varios de los siguientes motivos:

  • La corriente eléctrica habrá causado lesiones y quemaduras graves en los órganos internos, que pueden dejar de funcionar.
  • Falta de latido cardíaco, por afectación del corazón
  • Afectación al cerebro, del que dependen todos los órganos para recibir las órdenes. Por tanto éstos dejarán de funcionar.

En caso de que la corriente entre por la cabeza es posible que se pierda la consciencia. Por tanto el afectado apenas sentirá dolor. En caso contrario, las quemaduras pueden provocar bastante sufrimiento.

Si la persona sobrevive a la primera sacudida, podría morir después por las infecciones internas originadas.

6.3) ¿Cómo despegar a alguien electrocutado?

Nunca, nunca jamás se debe tocar a un electrocutado mientras está la corriente activa. Así que la forma de despegarle es desconectar la electricidad lo primero. Y después acercarse, correctamente aislado (calzado de goma y pies y manos secos) y ayuarle a alejarse de la fuente de electricidad. Si no es posible desconectar, intentarlo con un objeto aislante como un palo, una madera, tabla, cinturón, etc.

MUY IMPORTANTE. Si el origen de la electrocución es una línea de alta tensión, no acercarse a ella a menos de 6 metros. Más incluso en caso de lluvia o mucha humedad.

6.4) ¿Qué pasa si estás embarazada?

Electrocutarse embarazada es doblemente grave. A las consecuencias que acabamos de describir para la persona que recibe la descarga, se añaden los mismos efectos para el bebé, que puede resultar gravemente afectado.

Si estás embarazada, extrema las precauciones que hemos enumerado en el punto 4 y visita al ginecólogo cuanto antes para que confirme que no haya ningún problema.

6.5) ¿Se debe dar agua a una persona que ha sufrido una descarga eléctrica?

Si el afectado está consciente, tomar agua después de electrocutarse puede calmar su ansidedad, además de la sed. Tan solo recomendamos que sea poca y en pequeños sorbos espaciados, por si puede afectar a algún posible daño en el aparato digestivo.

7) Ejemplos de electrocutados

Gran parte de las descargas eléctricas ocurren en el entorno doméstico. Por ello las siguientes situaciones son las que más se producen:

  • electrocutarse en la bañera
  • electrocutarse con agua
  • electrocutarse por cables en mal estado
  • electrocutarse con un enchufe
  • electrocutarse en la ducha